AVISO IMPORTANTE Saber más

Rutas del bus turístico de Barcelona City Tour

separator Descargar mapa
separator

Barcelona City Tour es el servicio oficial de bus turístico de la ciudad Hop-on Hop-off que le permitirá descubrir la ciudad desde una nueva perspectiva gracias a nuestros autobuses de doble piso con la parte superior panorámica y descubierta.

RUTAS Y FRECUENCIA

Desde julio de 2021 hasta nuevo aviso, el bus turístico de Barcelona City Tour realizará tanto la ruta Naranja/Oeste como el recorrido de la ruta Verde/Este de Invierno (en lugar de la ruta Verde de verano). Este recorrido visita lugares tan emblemáticos como el Gòtic, el Port Vell, Paseo de Gracia, la Sagrada Familia, el Park Güell o la Torre Agbar, entre otros puntos de interés.

  • Horario: 09:00  a 19:00 hrs
  • Frecuencia: 7-25 minutos
  • Primera y última vuelta del bus desde Plaza Catalunya (Parada 1)

¡Descárgate la app para localizar nuestros buses en tiempo real!

2 rutas en Barcelona City Tour
icon map

Ruta Este Verde

La Ruta Este o Ruta Verde le llevará a conocer la parte 'este' de la ciudad de Barcelona, pasando por distintos lugares de interés como el Barrio Gótico, el Aquarium, la Torre Agbar, la Sagrada Familia o el Park Güell entre otros

icon time
09:00 - 19:00
icon interval
9 - 13 min
icon stops
14 paradas
icon itinerary
02:00 h
icon map

Ruta Oeste Naranja

La Ruta Oeste o Ruta Naranja le llevará a conocer la parte oeste de la ciudad de Barcelona, pasando por distintos lugares de interés como La Rambla, la terminal de cruceros, la montaña de Montjuïc, la Plaza de España o el estadio del Camp Nou entre otros.

icon time
09:00 - 19:00
icon interval
9 - 13 min
icon stops
19 paradas
icon itinerary
02:00 h

La Plaza de Cataluña (Plaça de Catalunya) es uno de los lugares más importantes de Barcelona, es el punto de unión entre el casco antiguo de la ciudad y el Ensanche. La plaza es una de las más grandes de España con una superficie de 30.000 metros cuadrados y es punto de partida conocidas arterias de la ciudad como Las Ramblas, Paseo de Gracia o la Rambla Catalunya.

El Puerto Viejo corresponde a la parte más antigua del primer puerto artificial que tuvo la ciudad de Barcelona. Fue remodelado para lasw Olimpiadas del año 1992. En el extremo del Puerto Viejo se puede divisar la rambla de Mar que es la continuación de las populares Ramblas de Barcelona. Ésta lleva a una gran área de ocio conocida como el Maremagnum, una isla ganada al mar, convertida en espacio de ocio con tiendas, restaurantes, cines y diferentes espacios lúdicos. Aquí se encuentra también el Aquàrium, un fascinante viaje al fondo marino donde atravesar el túnel transparente bajo la piscina de los tiburones es un momento mágico que no deberían perderse. Entre al Imax, el sistema de proyección mas avanzado de la historia, un espectáculo de imagen y sonido que le sumergirá en otra realidad.

El Palacio de Mar es el único edificio conservado del viejo puerto de Barcelona dónde se situaban los antiguos almacenes generales del puerto. Los edificios de finales de siglo XIX fueron restaurados antes de las Olimpiadas, transformándose en un espacio diversificado dónde se sitúan, en la parte inferior, varios restaurantes y en la parte superior el Museo de Historia de Cataluña. Un museo que permite reseguir de forma interactiva la historia de Cataluña desde la Prehistoria hasta la actualidad. Desde esta parada podrán visitar también el barrio de la Ribera y el Borne, dónde se encuentran la Iglesia de Santa María del Mar, el Museo Picasso y el Museo del Chocolate, entre otros lugares de interés.

La Barceloneta es el antiguo barrio marinero de Barcelona, construido en 1753, sobre tierras ganadas al mar. Un barrio que se proyectó siguiendo unos criterios ilustrados de viviendas uniformes y calles ordenadas que fueron ocupadas, mayoritariamente, por pescadores y marineros. El Paseo Marítimo es un largo paseo que conecta la Barceloneta con el Puerto Olímpico. Fue proyectado y realizado durante la primera mitad del siglo XX y prolongado a raíz de la urbanización Olímpica. Este paseo, muy concurrido, forma un balcón sobre la playa y supuso para Barcelona la conexión definitiva de la ciudad con su frente marítimo. Este es el lugar ideal para todo aquel que desee degustar un plato marinero, paella o marisco en cualquiera de sus restaurantes situados delante del paseo marítimo.

La celebración ciudad, una gran transformación urbanística. La construcción de la Villa Olímpica fue la transformación más radical puesto que se transformó un antiguo barrio fabril de la ciudad: el Pueblo nuevo, en zona residencial para los atletas, que a posteriori, se reconvirtió en bloques de viviendas particulares. Este gran cambio fue acompañado de la recuperación de una parte de la fachada marítima, incorporando nuevas playas a la ciudad y creando un nuevo puerto deportivo: el Puerto Olímpico. Este puerto supera la cifra de 700 amarres y está dotado con un muelle, el de la Marina, para barcos de gran eslora. Muy cerca, se encuentra una gran área de restaurantes y dos de los edificios más significativos de la Barcelona Olímpica: la Torre Mapfre y el Hotel Arts, que son, por su alzada y significado, dos iconos de la Barcelona actual.

El Poblenou fue el barrio obrero por excelencia durante el siglo XIX y en él todavía son visibles algunas de las chimeneas de ladrillo visto conservadas, recuerdo del pasado industrial y fabril de la zona. Una buena parte de esta área fue rediseñada a raíz de los Juegos Olímpicos del año 1992 como barrio residencial para albergar a los atletas y deportistas. Cuando los juegos finalizaron, los edificios se pusieron a la venta a particulares y formaron un nuevo barrio conocido como la Vila Olímpica. Muy cerca se encuentra una de las entradas al recinto del Zoológico de Barcelona.

El Teatro Nacional de Catalunya es un gran edificio acristalado en forma de templo griego. Fue inaugurado en el año 1997 y diseñado por el conocido arquitecto Ricardo Bofill, artífice de otros edificios emblemáticos de Barcelona como el Hotel Vela situado en el barrio de la Barceloneta. El edificio se caracteriza por el uso de las formas clásicas, con una entrada monumental con 26 columnas en la fachada, que recuerdan la entrada de un templo griego. Cerca, creando un eje artístico con el edificio anterior se encuentra el Auditorio de Barcelona, otro complejo cultural proyectado por el arquitecto Rafael Moneo, inaugurado en el año 1999. El edificio fue concebido como un espacio de audiciones pero cuenta, a su vez, con una sección dedicada a la enseñanza y difusión del conocimiento de la música. El mercat Encants BCN tiene su origen en el siglo XIV y es uno de los mercados más antiguos de Europa. El mercado es visitado por unas 100.000 personas a la semana, ávidas de encontrar en él productos tan dispares como mobiliario antiguo, ropa usada, libros y discos viejos o artículos de coleccionista.

La Torre Glòries es uno de los edificios más icónicos del Skyline de la ciudad. Fue proyectada por el conocido arquitecto francés Jean Nouvel quien se inspiró en las Montañas de Montserrat, los grandes saltos de agua y el color azul del mar mediterráneo para realizar su diseño.
El edificio cuenta con un sorprendente equipamiento que puede ser visitado, el Mirador Torre Glòries. La visita, que se inicia con una exposición que les ayudará a entender la ciudad, les llevará a un espectacular mirador con vistas panorámicas de 360° de la ciudad, a 125 metros de altura. Además, el edificio dispone de una espectacular iluminación nocturna con 16 millones de bombillas LED de 40 colores distintos.

El templo de la Sagrada Familia es la obra más popular de Gaudí y a la cual se dedicó en exclusiva hasta su muerte. Aún así sólo pudo construir una pequeña parte: el ábside y la fachada del Nacimiento La obra continúa construyéndosesiguiendo los planos y maquetas que Gaudí dejó y gracias a los donativos que se recaudan, tal y como sucedía en el siglo XIX. Gaudí, que tenía un gran fervor religioso, consideró la Sagrada Familia, como su gran obra, síntesis de todo loque sabía y banco de pruebas de lo que le quedaba por aprender y experimentar.En los próximos años los trabajos se centrarán en la cubierta y en la construcción de las seis torres que tienen que coronar el templo y que lo convertirán en eledificio más alto de Barcelona.

El Recinto Modernista de Sant Pau, también conocido como Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, es obra del arquitecto Lluís Domènech i Montaner y es una de las máximas representaciones del modernismo catalán. Incluso ha sido catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1997. Fue construido entre los años 1902 y 1930 como una ciudad-jardín que facilitase la recuperación de los enfermos. Este conjunto arquitectónico destaca por sus amplios espacios y por la belleza de sus pabellones, decorados con cúpulas, esculturas, vidrieras, cerámicas...Lo que fue un hospital en activo durante más de ocho décadas, es también un museo y una de las construcciones más bellas de Barcelona.

El Park Güell fue construido, a inicios del siglo XX, partiendo de un encargo del empresario textil y mecenas de Gaudí: el conde Güell. Es una obra íntimamente unida a la biografía del arquitecto, puesto que residió en una de las casas, la casa muestra, convertida en la actualidad en la Casa – Museo Gaudí. También vivió el mismo Güell hasta que murió, en 1918. El diseño de Gaudí muestra la inspiración y el respeto por la naturaleza; se adapta al entorno natural, con formas y trazados sinuosos que se combinan con ideas arquitectónicas originales. El proyecto de urbanización no llegó a prosperar, lo cual favoreció que el ayuntamiento lo adquiriera, en el año 1923, para convertirlo en parque público. En 1969 fue declarado Monumento Nacional y desde el año 1984 forma parte del catálogo del Patrimonio Mundial de la Humanidad protegido por la UNESCO.

El Tibidabo es la parte más elevada de la cordillera de Collserola, un área verde que es el límite natural del crecimiento de Barcelona y a la vez el pulmón que permite regenerar el aire de la ciudad. Por la avenida Tibidabo circula el famoso tranvía azul, concebido para el desplazamiento de los residentes por la urbanización y que actualmente utilizan los turistas para acceder al conocido como mirador “Mirablau”, desde el cual se disfruta de inmejorable panorámica de la ciudad. En este mirador se encuentra el funicular que sube hasta la cima del Tibidabo, dónde se encuentra un templo expiatorio dedicado al Sagrado Corazón de inicios del siglo XX y el parque de atracciones, ya centenario pero remodelado, en el que conviven atracciones del pasado y del presente y donde le esperan muchas sorpresas, todo un mundo de fantasía para todas las edades.

La Casa Milá, conocida como La Pedrera por su aspecto de piedra, fue creada por Antonio Gaudí entre el 1906 y el 1912, momento de plenitud del artista. Un espectacular edificio modernista ubicado en el céntrico Paseo de Gracia de Barcelona.

La Casa Batlló, con su cubierta de escamas de cerámica de colores es una de las más carismáticas de todo el Ensanche y una de las más características de Gaudí. La fachada, de una gran originalidad, queda coronada por tejas de cerámica con formas que recuerdan escamas de peces y que se suceden figurando la espina dorsal de un dragón. La Casa Batlló de Antoni Gaudí, la Casa Amatller de Josep Puig y Cadafalch, con apariencia de palacete, y la casa Lleó Morera, de Lluís Domènech y Muntaner, situada en el chaflán, con una glorieta en la parte superior, forman la denominada “Manzana de la Discordia”. Muy cerca está la Fundación Godia, instalada en un edificio espléndido, el Museu del Modernisme Català, que conserva el mejor mobiliario, pintura y escultura de este periodo, y la Fundació Antoni Tàpies, cuya sede es un ejemplo del Modernismo más incipiente.

La Plaza de Cataluña (Plaça de Catalunya) es uno de los lugares más importantes de Barcelona, es el punto de unión entre el casco antiguo de la ciudad y el Ensanche. La plaza es una de las más grandes de España con una superficie de 30.000 metros cuadrados y es punto de partida conocidas arterias de la ciudad como Las Ramblas, Paseo de Gracia o la Rambla Catalunya.

Al final del paseo Sant Joan se encuentra el Arco de Triunfo, un monumento diseñado por Josep Vilaseca y Casanovas que se construyó como puerta de entrada al recinto de la Exposición Universal de 1888, la primera celebrada en territorio español. Ésta, que recibió más de un millón y medio de visitantes, permitió proyectar Barcelona como ciudad industrial y de progreso. Muy próxima al Arco del Triunfo se encuentran también la Estació del Nord, una de las principales estaciones de autobuses de la ciudad, y el Palau de Justicia, construido en 1908 para acoger los juzgados y la audiencia de la ciudad.

El Mercat del Born alberga en su interior 8.000m2 de restos arqueológicos de una ciudad de principios del siglo XVIII que se pueden observar desde el balcón panorámico de El Born Centre Cultural. Muy cerca se encuentra el Parc de la Ciutadella, uno de los principales pulmones verdes de la ciudad construido en terrenos de una antigua ciudadela militar y cuyo recinto alberga el Parlament de Catalunya así como la Cascada Monumental, diseñada por Josep Fontserè en 1875 en el que participó como ayudante el arquitecto Antoni Gaudí. En el parque se encuentra una de las entradas del Zoológico de Barcelona, uno de los más destacados de Europa.

El paseo Colón fue el primer intento de conectar, con una gran avenida, laiciudad con el mar y fue inaugurado con motivo de la Exposición Universal del 1888. La celebración de los Juegos Olímpicos, en el año 1992, recuperó el litoral marítimo con nuevas playas y renovó la fachada marítima de la ciudad. Esta renovación comportó la continuación del paseo hasta el nuevo puerto olímpico y la construcción del Muelle de la Fusta, un agradable paseo con palmeras. Al final de las Ramblas de Barcelona y siguiendo el paseo, se encuentra el monumento a Colón, una estructura de hierro con una altura de 50 metros que tiene un mirador circular. Aproveche para pasear por el puerto a bordo de las “Golondrinas”, del moderno catamarán “Orsom” o desde el aire con Cathelicòpters.

Actualmente, Barcelona se ha convertido en el primer puerto del Mediterráneo, hecho que ha comportado la construcción de una nueva central de amarres, el conocido World Trade Center, situado en el extremo del muelle de Barcelona. Este edificio, que recuerda la forma de un barco, es un importante centro de negocios con numerosas oficinas, un centro de Congresos y Convenciones, un hotel de lujo y restaurantes. Entrando al muelle se encuentra una alta torre de hierro, la torre de Jaime II, que es la estación del que comunica el puerto y la Barceloneta, con la montaña de Montjuïc donde se celebró la exposición Universal de 1929.

Los jardines Montjuïc son una sección integrante de los jardines de Montjuïc y están dispuestos sobre una amplia terraza con una larga balaustrada que da al puerto, desde donde se puede contemplar de una buena panorámica del litoral marítimo. Orientado hacia el mar Mediterráneo, en la vertiente sureste de Montjuïc, se encuentra uno de los más destacados que lleva el nombre del poeta mallorquín Costa y Llobera: el magnífico jardín de cactus i plantas de climas subtropicales. Disfruta de un microclima que ha conseguido que al aire libre vivan especies no habituales del Mediterráneo. Algunos de los cactus tienen casi 200 años y proceden de países y lugares exóticos como desiertos americanos, alturas andinas o Sudáfrica.

La Fundació Joan Miró​ se encuentra ubicada en el Parque de Montjuïc y es el mejor espacio para admirar y comprender la obra de uno de los máximos representantes del surrealismo. El fondo de la fundación alberga más de 104.000 piezas, entre pinturas, esculturas, obras textiles y cerámicas. Sobre todo destaca el fondo documental, donde podemos encontrar hasta 10.000 referencias de dibujos preparatorios, cuadernos de trabajo, anotaciones y bocetos del célebre pintor catalán. Sin duda, una visita imprescindible para conocer las diferentes etapas de su vida artística. No es vano es uno de los museos más visitados de Barcelona, así que antes de preparar tu visita, ¡Recuerda que cierra los lunes!

El Anillo Olímpico fue el centro y principal área deportiva de los Juegos Olímpicos de 1992. En esta área, conectada mediante plazas y escaleras, encontramos los principales equipamientos deportivos: el Estadio Olímpico y el Palacio Sant Jordi. En las proximidades también están las piscinas Olímpicas de Bernat Picornell, dónde se celebraron las pruebas de natación y waterpolo. El estadio es un edificio rehabilitado del año 1929 del que se conservó sólo la fachada transformando todo el interior. Fue la sede de las ceremonias de inauguración y clausura y dónde se disputaron las pruebas de atletismo. El Palacio Sant Jordi, es una obra del arquitecto japonés Arata Isozaki, dónde se llevaron a cabo las competiciones de gimnasia y voleibol, entre otras. Muy cerca se encuentra la otra torre de comunicaciones de la ciudad, la torre Calatrava, diseñada por el arquitecto Santiago Calatrava.

Las silgas MNAC corresponden a Museo Nacional de Arte de Cataluña y es una visita obligatoria en la ciudad, tanto por su amplia y valiosa colección, como por sus privilegiadas vistas a Barcelona. Acoge obras de arte de un amplio período histórico, extendiéndose desde el siglo XI al XX. Destaca especialmente su colección de arte romántico, considerada una de más completas del mundo, así como la dedicada al modernismo catalán. En el MNAC podrás encontrar trabajos de Velázquez, Picasso, Fortuny, Gaudí, Dalí... El museo tiene su sede en el Palacio Nacional, edificio inaugurado en 1929 y situado en la montaña de Montjuïc, muy cerca de Plaza de España.

Situado en la montaña de Montjuïc, una de las zonas más emblemáticas de Barcelona, el Poble Espanyol es arquitectura, es arte, es artesanía, es aire libre y es también un espacio único para disfrutar de actividades familiares, conciertos y exposiciones. En definitiva, el Poble es un amplio recinto donde la historia se encuentra con la cultura y el ocio 365 días al año a través de un agradable y tranquilo paseo en un entorno natural.

El recinto nació en el marco de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 con el objetivo de representar la esencia de la arquitectura y la cultura de los pueblos de España. Con más de 40.000 m2 al aire libre, es un espacio compuesto por 117 construcciones a escala real, con una importante representación de talleres artesanales, una gran variedad de bares, restaurantes, terrazas y tiendas donde disfrutar de productos locales, instalaciones audiovisuales y el Museo Fran Daurel, que acoge obras de figuras clave del arte contemporáneo español.

● Mail de contacto: info@poble-espanyol.com
● Horario: Lunes de 10h a 20h / De martes a domingo de 10h a 24h
● Fechas de apertura: 365 días al año

El Pavelló Mies van der Rohe es una obra emblemática del arquitecto Ludwing Mies van der Rohe y un referente clave de la arquitectura del siglo XX. El pabellón Alemán, diseñado para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929, representó un cambio radical en la disposición del espacio y causó gran influencia en el desarrollo de la arquitectura moderna. En él se puede contemplar la Cadira Barcelona, concebida por el Mies van der Rohe para este pabellón. CaixaForum ocupa la antigua fábrica textil construida el año 1911 por el arquitecto modernista Puig i Cadafalch. Actualmente acoge diversas exposiciones i actividades culturales, y se exhibe los fondos de la colección de Arte Contemporáneo de la fundación.

La Plaza España, donde se sitúan las torres venecianas, era el acceso al recinto ferial de la exposición de 1929. Uno de los símbolos más populares de la exposición fue la Fuente Mágica, obra de Carles Buigas, que combinaba la luz, el agua y el sonido. Arenas de Barcelona es uno de los principales ejes de la ciudad, que combina de manera singular la conservación de su fachada Neomudéjar de 1900 del antiguo coso taurino, con la vanguardia del diseño arquitectónico, completada por su gran cúpula a 27 m de altura. Las mejores y originales marcas de moda están representadas en el complejo, así como una variada oferta cultural y gastronómica.

Esta estación es la estación central de trenes y metros de Barcelona, dónde también llega el tren de alta velocidad y se encuentra una de las terminales de autobuses de la ciudad. A su lado se encuentra el Parque de la España Industrial, que nos remite al pasado fabril del barrio de Sants. De hecho, el parque estaba ubicado donde se situaba una de les principales fábricas textiles del siglo XIX, el Vapor Nuevo o España Industrial, una fábrica que fue construida el año 1846 y donde trabajó gente llegada de todos los lugares de España. También encontramos una muestra del urbanismo de mitades de los ochenta: La Plaça dels Països Catalans, la primera de las llamadas “plazas duras”.

El Futbol Club Barcelona fue fundado en el año 1899, y es conocido popularmente como Barça. El proyecto del Camp Nou data del 1954, aunque se inauguró en 1957, sustituyendo al antiguo campo de les Corts de 1922. El club dispone en sus instalaciones un Museo que visitan más de un millón de personas y que permite descubrir los secretos y títulos del club, y la FCBotiga Megastore, que ocupa más de 2.000 m2, y donde se encuentran a la venta todos los complementos oficiales del club. ¡Apúntese al tour guiado del Estadio i Museo y descubra todos los secretos del Camp Nou: la zona de vestuarios, el palco presidencial, el terreno de juego, etc.!

La Avenida Diagonal es una vía que cruza toda la ciudad en diagonal hasta llegar al mar. Conecta, en este tramo, con una de las zonas más exclusivas y residenciales de la ciudad: el barrio de Pedralbes. Al inicio de la avenida de Pedralbes se encuentra el parque del Palau Reial de Pedralbes donde se ubicaba la antigua residencia real. El parque está formado por un gran jardín, donde la vegetación, las fuentes y escaleras acuáticas crean un ambiente de tranquilidad y armonía. El palacio actualmente está ocupado por el museo de cerámica y artes decorativas aunque se conservan algunas de las salas nobles del mismo. Cerca, se sitúan también los Pavellons de la Finca Güell de Gaudí y el MUHBA Monestir de Pedralbes, construcciones emblemáticas de la ciudad y abiertas al visitante.

La Avenida Diagonal concentra, en este tramo, edificios de oficinas, hospitales y centros comerciales, entre los que destaca la Illa Diagonal, construida en los años 90 por los arquitectos Rafael Moneo i Manuel de Solà-Morales. El edificio de estilo racionalista, se ha convertido en una de las imágenes más características de la Diagonal. Además de un gran centro comercial con más de 170 tiendas y restaurantes, las instalaciones del complejo L’illa Diagonal incluyen en su recinto dos hoteles de cuatro estrellas, dos colegios, un polideportivo, una discoteca y sala de conciertos, un centro de convenciones. Cerca del complejo, se encuentra la plaza Francesc Macià, que lleva el nombre del que fue presidente de la Generalitat de Catalunya, Francesc Macià, y los jardines del Turó Park, con la estatua de Pau Casals, el músico catalán más universal, a la entrada.

La Diagonal es una de las avenidas más anchas de la ciudad junto con la Gran Vía de las Corts Catalanes. Cruza toda la ciudad, en diagonal, hasta llegar al mar y fue proyectada, a mediados del siglo XIX por Cerdà. Ya en el proyecto original del autor del Ensanche, se concretaba que esta avenida llegara hasta el mar, lo cual no se llevó a cabo hasta el año 2004, con las obras realizadas con motivo de la celebración del Fòrum de las Culturas. Las firmas internacionales más conocidas tienen su boutique en esta zona de la Diagonal, que forma parte del gran eje comercial de la ciudad.

La Casa Milá, conocida como La Pedrera por su aspecto de piedra, fue creada por Antonio Gaudí entre el 1906 y el 1912, momento de plenitud del artista. Un espectacular edificio modernista ubicado en el céntrico Paseo de Gracia de Barcelona.

La Casa Batlló, con su cubierta de escamas de cerámica de colores es una de las más carismáticas de todo el Ensanche y una de las más características de Gaudí. La fachada, de una gran originalidad, queda coronada por tejas de cerámica con formas que recuerdan escamas de peces y que se suceden figurando la espina dorsal de un dragón. La Casa Batlló de Antoni Gaudí, la Casa Amatller de Josep Puig y Cadafalch, con apariencia de palacete, y la casa Lleó Morera, de Lluís Domènech y Muntaner, situada en el chaflán, con una glorieta en la parte superior, forman la denominada “Manzana de la Discordia”. Muy cerca está la Fundación Godia, instalada en un edificio espléndido, el Museu del Modernisme Català, que conserva el mejor mobiliario, pintura y escultura de este periodo, y la Fundació Antoni Tàpies, cuya sede es un ejemplo del Modernismo más incipiente.